¿Por qué LKaleak se desarrolla en Egia?

Hemos considerado que Egia era el entorno adecuado para el desarrollo de LKaleak por la convergencia de dos factores fundamentales para este proyecto.

Por un lado en Egia ya existen experiencias de colaboración entre personas y agentes sociales, educativos, culturales, deportivos, económicos… que desde hace mucho se vienen ocupando de tejer vínculos y redes de colaboración que permitan avanzar en un horizonte de buen vivir colectivo. Este contexto de acción colectiva y clima comunitario, nos permite proponer a las redes de colaboración existentes que pongan el foco en los retos que plantea el fenómeno del envejecimiento en el ámbito de lo comunitario y desarrollar un proceso de co-creación que sitúa a las personas mayores en el centro de la iniciativa como sujetos activos de este proceso de diseño.

Por otro lado, los datos demográficos de Egia dibujan una realidad en la que los retos derivados del envejecimiento de la población deben empezar a ser afrontados de manera urgente. Egia es uno de los barrios más envejecidos de la ciudad. De una población de 15.060 habitantes, el 23,9% tiene más de 65 años y el 8,9% más de 80. De este último grupo, el 33% de las personas viven solas.
El Índice de Envejecimiento total en Egia es de 208,7. Pero hay grandes diferencias de género, ya que en las mujeres el índice es de 267,1 y en los hombres de 155,1. Suturándose la diferencia entre hombres y mujeres en los 112 puntos, frente a los 84 que nos arrojan los datos si tenemos en cuenta la totalidad de Donostia.

Por todo esto, tiene sentido que sea Egia el barrio en el que desarrollar este proceso de identificación de los atributos que debiera integrar un sistema comunitario de apoyo que, al tiempo que pone en valor la función social de las personas cuando envejecemos, genera valor en la comunidad porque articula un sistema de cuidados. Un sistema que asentado sobre principios de reconocimiento, solidaridad y reciprocidad, posibilita que la comunidad tenga oportunidades para acompañar y apoyar procesos de buen envejecer al mismo tiempo que esa vivencia personal, ayuda a entender cómo afrontar el propio envejecimiento.

LKaleak sistematizará el proceso llevado a cabo, aciertos y errores, para posibilitar la transferencia de los aprendizajes aquí extraídos y la replicabilidad del proyecto en otros barrios de Donostia y entornos del territorio guipuzcoano.

Compartir