“L”lagunak. Reflexiones con María Fernández Ezeiza y Laura Martin (Plus 55).

Este post forma parte de una serie de reflexiones realizadas por personas que han participado de distintas maneras en LKaleak.

¿Quiénes son María Fernández Ezeiza y Laura Martin?

Maria Fernández Ezeiza y Laura Martin son las responsables del programa de envejecimiento +55 promovido por el Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián, dos mujeres dinámicas que trabajan con admirable cercanía y adaptabilidad para que las personas usuarias puedan disfrutar de actividades divertidas y saludables.

_________________

¿Cómo un programa como Plus 55, que nace de ser un programa de envejecimiento satisfactorio, encaja con esta dinámica comunitaria de fortalecimiento de las relaciones de cuidado y apoyo mutuo en los barrios?

Plus 55 es un programa facilitador en muchos aspectos (participación, aprendizaje, salud, etc.). La pretensión, que perdura desde el inicio, es ser un conector entre personas mayores e instituciones o recursos que habitan en la comunidad. Es en ese uso cuando optimizamos lo que nos rodea, nuestro entorno. Mejorar nuestras esferas desde el deseo o la necesidad propia, o las de aquellas personas que tenemos en nuestro entorno. El objetivo de Plus 55 también es captar con una sensibilidad lo mas “fina posible” la voluntad y necesidades del público mayor. Recibir y dar información de la manera más amplia y exhaustiva posible de la oferta existente. Y además estar accesibles, hacer que nos consideren su guía para saber qué y/o cómo pueden “hacer”.

Plus 55 intenta crear caminos junto con las personas para poder tender a ser mayores social, ambiental y emocionalmente satisfechas. Personas que quieran y puedan relacionarse con otras, crear vínculos, mejorar en sus capacidades o incluso añadir nuevas. Personas que se sientan capaces y que compartan esas capacidades con los demás si lo consideran. Mayores que se valoren positivamente a sí mismos/as y que hagan valer positivamente esas cualidades. En la medida que hemos conocido por proximidad al colectivo y él conoció mejor a Plus 55, han ido surgiendo posibilidades en las que sus propuestas iban teniendo cabida y calado. Tanto es así, que hoy en día algunas de ellas aún siguen muy “vivas” y evolucionando (Batucada, Narratzaileen Txokoa). Para nuestro equipo, esto se traduce en conexiones nuevas entre personas, que se han estabilizado y que hoy por hoy se apoyan y hacen cosas juntas.

Actualmente, las personas que formaron parte de los inicios son nuestras mejores abanderadas y a la vez, las mejores referentes para otras personas a las que poder invitar a cómo estar en relación con otras y seguir creciendo como personas, “eso que sienta tan bien”.  

En el fondo todo este proceso es muy similar al de crear relaciones que sirvan de apoyo y, a través de canales diversos se hacen las parejas mas variopintas: Mayores que forman un grupo de Batucada que hace talleres intergeneracionales con niños y niñas de 6 a 12  años, mujeres que aprendieron el arte de contar y que transmiten sus historias en la Casa de la  Mujer. Libros humanos que entretienen e ilustran con sus historias para poner en valor las experiencias vividas y así, un largo etc. La excusa es el ocio pero la finalidad es que las personas puedan estar conectadas.

Tenemos la firme creencia de que formar una red de comunicación entre personas, asociaciones y proyectos podría dar lugar a generar movimientos e itinerarios nuevos de relación.

Plus 55 está participando activamente en LKaleak. ¿Qué creéis que está aportando este proyecto?

Uno de los aspectos más relevantes de LKaleak está siendo el de crear espacios de trabajo intensos y vinculantes emocionalmente con las personas mayores, especialmente, con aquellas que están o se sienten más frágiles. Sin duda, estamos llegando al sentir de esas personas.

Desde la perspectiva del barrio, creo que LKaleak ha permitido visualizar la posibilidad de tejer nuevas redes que refuercen el entramado actual, integrando a más personas con realidades diversas y diferentes a las personas usuarias de Plus 55. En este sentido, a Plus 55 nos ha aportado mucho estar trabajando con esas personas en un mismo plano, como personas vinculadas con la motivación de construir algo juntas.

Compartir