Desde otro lugar

El jueves 14 de junio tuvo lugar en Tabakalera la última de las sesiones de co-creación de LKaleak. Gracias a UBIK, que nos cedió una de sus salas, pudimos generar un entorno íntimo para la que fue una de las sesiones más introspectivas del proceso desarrollado por LKaleak. Y es que el cuerpo de los y las asistentes fue uno de los grandes protagonistas de la tarde.

Para escuchar al cuerpo es necesario parar. Algo que aunque debería ser natural, no estamos acostumbrados a hacer. Porque en los tiempos que corren, salir de la vorágine del día a día aunque sea por un rato, se ha convertido en un acto casi revolucionario.

Como en LKaleak nos gusta ponernos retos, diseñamos una sesión en la que propusimos a los y las asistentes escuchar su cuerpo y expresarse a través de él a lo largo de las distintas dinámicas que realizamos. Les planteamos una serie de preguntas y les pedimos que buscasen las respuestas a través del movimiento. Escuchando a su cuerpo, prestando atención a lo que les decía y hacía sentir, y así, desde una nueva perspectiva, afloró un conocimiento más emocional e intuitivo que las personas participantes compartieron de manera generosa con el grupo. Surgieron nuevas percepciones y sensaciones que enriquecieron la información recogida en este proceso.

Estas fueron algunas de las preguntas sobre las que trabajamos:

-¿En una escala de 0 a 10 en qué lugar situamos a la comunidad de Egia en cuanto a un barrio  que dispone de redes de apoyo mutuo, de ayuda y cuidados entre vecinos?

-Y de manera individual, ahí ¿cada uno dónde se sitúa?

-¿Qué necesitamos soltar o adquirir para avanzar hacia esa comunidad deseada/ soñada?

A través de estas preguntas surgieron conceptos como “reciprocidad”, “vulnerabilidad”, “confianza”… la necesidad de sentir cercanía, la importancia de la vecindad, del  reencuentro, de sentirse arropado, de estar atenta, con una sonrisa, de contar con espacios que faciliten los encuentros, de construir puentes con los “nuevos vecinos”, de buscar vías para llegar a las personas mayores más frágiles, de “dejar de correr, caminar más despacio mirando a las personas de tu alrededor”… Necesitamos soltar: “ prejuicios”, “rutinas” e “individualismo”.

Estas fueron algunas de las reflexiones que surgieron durante esta sesión en la que participaron muchas de las personas que nos han acompañado desde el principio: Laura de Plus 55, Begoña de SSI, Isabel de la Farmacia Valencia, Pilar, Conchi y Antxoni de Dandai, Jokin de Caritas, Izaskun… pero también un buen número de caras nuevas, representado a agentes que tienen mucho que decir como la Residencia y Centro de día Nuestra Sra. de la Paz, La Familia Cuidadora, Nagusilan, Proyekta Urbes, farmacia Mendiaraz, parroquia Franciscanos, Egiatarra… un placer compartir reflexiones con todos ellos y ellas.

Compartir